Desde que Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos, la pregunta de quién diseñará el vestido que lucirá la primera dama, Melania Trump, en el acto oficial de la toma de posesión, ha sido un tema de conversación.

Para ella la moda siempre ha ocupado un lugar privilegiado en su vida. La exmodelo está acostumbrada a acaparar la atención con su vestuario.

Desde el inicio de la campaña sus ‘looks’ han sido inspiración para mujeres de todo el mundo.

La revista WWD ha publicado en las redes sociales que el diseñador estadounidense Ralph Lauren será el responsable de su traje y de otras piezas para la familia.

Lauren, Chanel, Balmain o Dior con frecuencia firman sus ‘looks’, que completa con accesorios de Cartier o Tiffany’s. Cualquiera que sea su elección estamos seguros de que se verá espectacular y que se hará acompañar de su preciado anillo de matrimonio. Un diamante que lleva en el anular de su mano izquierda, de corte esmeralda, con un tamaño de 15 quilates, creación exclusiva de la joyería Graff, y que tiene un costo aproximado de tres millones de dólares.

Estilo: Clásico, elegante y glamuroso ha sido la definición de Dincuff Charleston, especialista en imagen de primeras damas de la Universidad de Parsons.

Prefiere vestidos entallados resaltando su figura o con corte en la cintura, siempre a la rodilla y sin estampados. El blanco ha estado presente en su vestuario aunque también se le ha visto con colores neutros y pasteles, así como rojos y azules.