salud

Racionó la insulina que necesitaba para sobrevivir y murió: la lucha de los diabéticos por costear su tratamiento en EEUU

Diabetes

“Perdí a mi hijo por la codicia de la industria farmacéutica”, dijo la madre de Alec Smith cuya historia es la más reciente –pero no la única– de personas que ponen en riesgo su salud y hasta fallecen por no poder pagar el tratamiento que alcanza cifras exhorbitantes. Un estudio reciente asoma que 1 de cada 4 incurren en ese tipo de medidas extremas.

Costear el tratamiento de la diabetes es una cuestión de vida o muerte para miles de diabéticos que viven en Estados Unidos y que enfrentan dificultades económicas para comprar la insulina. La historia de Alec Smith – una entre tantas y de las más recientes- es crudo reflejo de ello.

Por falta de dinero, el joven de 26 años decidió ‘racionar’ la insulina que le quedaba y murió. No tenía seguro médico. “Perdí a mi hijo por la codicia de la industria farmacéutica”, declaró su madre al canal de televisión NBC News esta semana.

No es un caso aislado. Un estudio reciente de la Universidad de Yale encontró que 1 de cada 4 pacientes diabéticos admitió haber racionado su insulina debido al aumento de los precios.

A falta de competidores y de versiones genéricas, el precio de la insulina se ha disparado de 21 dólares por vía en 1996, a 320 dólares en 2018, y muchas personas necesitan varias por mes. Tan sólo entre 2002 y 2013, el precio de la insulina se triplicó según estimaciones de la Asociación Médica Estadounidense.

“Acabo de comprar 2 vías de insulina para mi hija y pagué 524 dólares con una tarjeta de descuento. Fue todo lo que pude comprar. Salí de la farmacia, me senté en el carro y estallé en llanto. No tengo el dinero, solamente amor y preocupación 24/7”, tuiteó Doreen Rudolph en un post que se hizo viral.

“Recuerdo haber ido a la farmacia con mi receta médica e intentar comprar mi insulina y me dijeron que una costaba más de 400 dólares. No sabía que mi seguro todavía no había entrado en efecto. Necesito dos vías al mes, lo que implicaba un desembolso de mil dólares. Simplemente no lo tenía”, relató Lewis.

Fue entonces cuando decidió buscar otras opciones en Internet y encontró la insulina en Craiglist, algo riesgoso pero que sintió, era la única opción que le quedaba. “Tienes que tener insulina para sobrevivir, así que te pones creativo. Me encontré con la mujer en una estación de gasolina y me la vendió allí”.

Ver Noticia Completa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: