VANCOUVER, BC - AUGUST 17: Tom Petty of Tom Petty and the Heartbreakers performs on stage at Pepsi Live at Rogers Arena on August 17, 2017 in Vancouver, Canada. (Photo by Andrew Chin/Getty Images for ABA)

Tom Petty, el superastro del rock de cabello rubio y contextura delgada que produjo clásicos como “Free Falling”, “Refugee” y “American Girl”, murió en California. Tenía 66 años.

El músico falleció el lunes por la noche en el UCLA Medical Center de Los Ángeles tras sufrir un ataque al corazón en su casa de Malibu, California, según confirmó la portavoz Carla Sacks.

Petty y su banda The Heartbreakers se presentaron por última vez el mes pasado en el Hollywood Bowl, para cerrar la gira por el 40 aniversario de su carrera, que según habían dejado caer podría ser la última.

“Creo que sería mi último viaje por el país”, dijo Petty a Rolling Stone el año pasado. “Estamos al final de nuestros 60. Tengo una nieta que me gustaría ver lo más posible. No quiero pasar mi vida en la carretera. Esta gira me apartará por cuatro meses y con una niña pequeña ese es mucho tiempo”.

Solía estar acompañado por su banda, los Heartbreakers, y saltó a la fama en los años 70, llegando a vender más de 80 millones de discos. El músico de cabello rubio despeinado y rostro flaco, originario de Gainesville, Florida, era amado por su voz de roquero melódico y nasal, así como por su estilo despreocupado. El Salón de la Fama del Rock and Roll, que incorporó a Petty y los Heartbreakers en 2002, los reconoció por ser “perdurables, habilidosos, trabajadores, agradables y sin pretensiones”.

Durante varias horas el lunes, aficionados y músicos creyeron que Petty estaba muerto e inundaron las redes sociales con recuerdos y elogios a su carrera. Pero en ese momento los reportes eran prematuros. El publicista de Petty confirmó que el deceso ocurrió a las 20:40 horas del lunes.

La confusión comenzó con CBS News y el departamento de policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés). CBS publicó el obituario del roquero tras tuitear que el LAPD había confirmado el deceso. La revista Variety se hizo eco de la noticia citando fuentes no identificadas. Pero más tarde la policía emitió un comunicado aclarando que no tenía información sobre el estado de salud del músico.

Entre los álbumes de Petty se destacan “Damn the Torpedoes”, “Hard Promises” y “Full Moon Fever”, aunque su primer disco en el primer puesto no llegó sino hasta 2014 con “Hypnotic Eye”. Como compositor se enfocaba en la lucha cotidiana y el poder para superar las adversidades, especialmente con “Refugee”, “Even the Losers” y “I Won’t Back Down”.

“Es de alguna manera el tema clásico de gran parte de la obra que he hecho”, dijo a The Associated Press en 1989. “Creo que la fe es muy importante para avanzar por la vida. Creo que es muy importante que creas en ti mismo, antes que nada. Es muy difícil conseguirlo, pero cuando lo logras es invaluable”.

Petty no solo cantaba acerca de no rendirse, lo vivió. En 1979 estaba furioso cuando su disquera se vendió y su contrato fue transferido a otra empresa. Afirmó que no sería “comprado y vendido como un pedazo de carne”, autofinanció lo que se convertiría en “Damn the Torpedoes” y se declaró en bancarrota para evitar que su sello MCA lo lazara. Eventualmente llegó a un nuevo acuerdo con MCA bajo mejores términos. A comienzos de la década de 1980, estaba nuevamente en guerra con MCA, esta vez por los planes del sello para cobrar más dinero, un dólar más que el estándar de 8,98, por su álbum “Hard Promises” y una vez más logró hacer su voluntad.

Petty era músico y fan obsesivo por igual. Conoció a sus héroes de la infancia y vivió las fantasías de innumerables jóvenes amantes del rock. Fue amigo del líder de los Byrds, Roger McGuinn, y también fue cercano a George Harrison, quien interpretó “I Won’t Back Down” y acompañó a Petty, Bob Dylan, Roy Orbison y Jeff Lynne en la súperbanda Traveling Wilburys. Petty se encargó de incorporar a Harrison al Salón de la Fama del Rock en 2004; dos años antes el hijo de Dylan, Jakob, incorporó a Petty. En la década de 1980, Petty y los Heartbreakers acompañaron a Bob Dylan en una gira por Estados Unidos.

Solía decir que el rock lo había absorbido desde su infancia, al punto de que su padre, quien según Petty solía golpearlo gravemente, llegó a pensar que estaba “loco”. Maravillado por las guitarras de los Byrds, el genio melódico de los Beatles y las letras agudas de Dylan, le sorprendía descubrir que otros chicos pensaban como él. “Veías que otro chico tenía el cabello largo, esto era cerca del 65, y decías ‘guau, hay otro como yo'” dijo a The Associated Press en 1989. “Uno conversaba y decía ‘tengo una batería, ¿qué haces tú?’¡Genial! Así era toda mi vida”.

Cuando era veinteañero, Petty formó el grupo Mudcrutch con otros músicos de Gainesville que terminarían siendo parte de los Heartbreakers, el guitarrista Mike Campbell y el tecladista Benmont Tench. La banda se separó rápidamente pero se reunió en Los Ángeles como Heartbreakers, acompañados por el bajista Ron Blair y el baterista Stan Lynch. Tuvieron pocas variaciones y se mantuvieron juntos por el resto de su vida.

En 2014, casi al mismo tiempo que recibió el Premio de los Fundadores de la organización de compositores ASCAP, Petty dijo a The Associated Press que se consideraba una “especie de historiador de la música”.

“Siempre me interesa la música más antigua, siempre estoy descubriendo cosas que desconocía”, dijo. “Para ser honesto probablemente paso más tiempo escuchando cosas viejas que cosas nuevas”.

Su música fue incluida en todo tipo de productos de la cultura pop, de las películas “Cars 3” y “El silencio de los inocentes” a series como “The Office”, “Criminal Minds” y “Cold Case”. La banda Haim le rindió homenaje al video de “Free Fallin’” de Petty en su propio video “Want You Back”.

Los periodistas de The Associated Press Hillel Italie Sandy Cohen contribuyeron a este despacho.