El músico Fats Domino (1928-2017), leyenda y pionero del rock and roll, ha muerto a los 89 años en Nueva Orleans (Estados Unidos), su ciudad natal, según ha confirmado su hija, que aseguró que estuvo acompañado hasta el último momento por sus amigos y familia.

Domino, autor de éxitos como «Blueberry Hill» y «Ain’t That a Shame», vendió más de 65 millones de discos a lo largo de su carrera, y recibió un Grammy en 1987 por su trayectoria. Durante la década de los 50, Domino encabezó las listas de números uno de EE.UU. con su característico rhythm and blues, y solo fue superado por Elvis Presley.

Su debut en 1949, «The Fat Man», compuesto junto con Dave Bartholomew, es el primer disco de rock and roll que vendió más de un millón de copias. Sus composiciones marcaron una época, y músicos como el propio Presley o John Lennon y Paul McCartney le han citado como una de sus principales influencias. En 1964, The Beatles acudieron a Nueva Orleans para dar un concierto, y aprovecharon la ocasión para conocer a Domino.

Domino fue uno de los diez primeros músicos incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1986, en un grupo en el que también estaban Chuck Berry, Buddy Holly y James Brown.

En la década de los 70 dejó de grabar discos, pero siguió dando conciertos hasta mediados de los 90 y no abandonó nunca su ciudad natal, Nueva Orleans, donde sobrevivió al huracán Katrina en 2005, que arrasó gran parte de su barrio. En 1998, el entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton le otorgó la Medalla Nacional de las Artes.