La cantante estadounidense Madonna se ha instalado en un hotel de Lisboa, mientras espera poder mudarse a un pueblo cerca de la capital portuguesa para que su hijo David Banda, de 11 años, pueda incorporarse a la academia del equipo de fútbol Benfica, informaron este jueves medios locales.

“Madonna ya no es una turista, es una lisboeta”, asegura la revista semanal Visao, reproduciendo fotos publicadas en la cuenta de Instagram de la estrella de 59 años, tomadas durante varias visitas a Portugal en los últimos meses.

La cantante habría comprado recientemente una casa en la bucólica localidad de Sintra, a 30 kilómetros al noroeste de Lisboa. El edicifio, del siglo XIX, clasificado de interés público, había sido puesto a la venta por 7,5 millones de euros y su renovación podría llevar unos seis meses, según la revista lusa.

Madonna con sus cuatro hijos adoptivos durante la inauguración de un hospital en Malaui. De izquierda a derecha: David Banda, Mercy James y las gemelas Estere y Stella.ampliar foto
Madonna con sus cuatro hijos adoptivos durante la inauguración de un hospital en Malaui. De izquierda a derecha: David Banda, Mercy James y las gemelas Estere y Stella. CORDON PRESS

El diario Correio da Manha precisó que David Banda, uno de los cuatro hijos adoptados por Madonna en Malaui, acabade incorporarse al centro de formación del Benfica en Seixal, en la periferia sur de la capital portuguesa.

Tras haber pasado una prueba en primavera, el chico “forma parte de las categorías jóvenes del club”, y vivirá en la academia hasta que empiecen las clases en el Liceo francés de Lisboa, indicó el diario, citando una fuente próxima al Benfica.

En mayo, se vio a Madonna en ese centro escolar, lo que provocó los primeros rumores sobre su intención de mudarse a la región de Lisboa con sus hijos adoptivos.

La cantante no es la primera famosa internacional en elegir la capital portuguesa para vivir o para comprar una segunda casa. Entre estos, figuran las estrellas del cine John Malkovich, Monica Bellucci y Michael Fassbender, así como el diseñador francés Christian Louboutin o el exfutbolista también francés Eric Cantona.