El pasado julio Lindsay Lohan puso punto final a su compromiso con el empresario Egor Tarabasovdespués de que salieran a la luz una serie de altercados violentos protagonizados por ambos en Miconos (Grecia) y en su apartamento de Londres. Ahora la madre de la intérprete, Dina Lohan, ha reconocido que se siente aliviada de que su famosa hija haya conseguido salir de una relación tóxica y abusiva, aunque por su parte ella sigue deseándole lo mejor al joven que podría haber llegado a ser su yerno.

“En estos momentos estoy muy feliz. Ya puedo dormir tranquila de noche. Él era muy joven y las cosas entre ellos no funcionaban. Y llegó un punto en que se convirtió en una relación abusiva. Yo he sido víctima de abuso doméstico y es algo muy duro. Nunca pensé ni por asomo que mi hija tendría que pasar por algo similar, pero lo hizo, y por suerte ha salido de ello, ahora es feliz y ha pasado página. Le deseo lo mejor a él y espero que reciba ayuda, porque era un chico muy agradable”, confiesa Dina al portal E! News.

La madre de Lindsay, que también fue su mánager en los inicios de su carrera, asegura que lo único que desea su hija es encontrar la estabilidad y formar una familia.

“Ella lo único que quiere es tener hijos y sentar cabeza. Tiene 30 años, lo que hace que yo tenga, qué, ¿unos 130?”, bromeó.

Hace unas semanas Lindsay rompía su silencio en un programa ruso, con exclusiva de por medio, para detallar los momentos más duros de su turbulento idilio con Egor, en los que confesó que llegó a temer que este pudiera arrojarle “ácido a la cara”.

“Entró en mi casa cuando yo estaba en la cama. Empezó a estrangularme. Tuve miedo de que Egor me pudiera arrojar ácido a la cara. Salí al balcón lo más rápido posible y grité con toda mi fuerza: ‘¡Está tratando de matarme, llamen a la policía!’. Tengo mucha suerte de poder estar aquí en Moscú para contarlo”, aseguraba en una entrevista para el Canal 1 de la televisión rusa.

fuente: Univision.com