Que Chenoa tenga carácter no es algo nuevo. Los que conocieron a la auténtica Laura Corradini durante su participación en el talent show musical Operación Triunfo en 2001 pudieron descubrir a una mallorquina nacida en Mar de Plata (Argentina) que tenía las cosas muy claras y cuya energía e intensidad hicieron de ella su propia seña de identidad. Pero precisamente han sido esa exigencia por la perfección y su intención de mantenerse fuerte lo que le ha dado más de un quebradero de cabeza. El último, la semana pasada, durante la presentación de su autobiografía Defectos perfectos, donde la cantante ha confesado haberse comportado de manera “tosca” y “seca” con los periodistas que le preguntaban sobre los capítulos en los que desvela todos los detalles de su ruptura con David Bisbal. “Estuve un poco desacertada”, ha asegurado este domingo en una entrevista en el programa de Isabel Gemio Te doy mi palabra.

“Tendría que haber sonreído un poco más. Estaba nerviosa y tensa. Me sentí atacada desde la primera pregunta sobre por qué había escrito el libro”, ha contado la artista de 42 años. Y es que desde que el pasado miércoles salió a la venta su autobiografía, que se agotó en Amazon a las dos horas de su publicación, la relación entre Chenoa y Bisbal que terminó hace ya 12 años ha vuelto a acaparar todas las portadas de la prensa del corazón.

Los cantantes comenzaron su noviazgo tras su participación en el concurso musical. Desde 2002 hasta 2005 mantuvieron una historia de amor que terminó con una Chenoa llorosa y en chándal dando explicaciones sobre el fin de su relación a los periodistas que se congregaban en su portal. Una imagen que quedará grabada en la memoria de todos, pero que estaba más que superada según dejaron ver ambos durante el programa especial de OT: El Reencuentro que se emitió en 2016 como previa al concierto celebrado por el 15 aniversario de la primera edición. Una opinión, la de que todo estaba superado, que también reiteró Bisbal el pasado jueves tras las polémicas declaraciones que hace su exnovia en el libro.

En su relato, Chenoa revela detalles de su relación con el almeriense y su consiguiente ruptura que hasta ahora no se conocían. “Alguien me llamó por teléfono. No soy capaz de recordar quién fue. ‘Pon la tele’. Allí estaba David, en una rueda de prensa en Caracas, encantado de la vida, diciendo que no estaba con nadie”, cuenta sobre cómo se enteró ella de que Bisbal ya no era su novio. “Me llamó la hermana de David y me dijo que vendrían de una empresa de transportes a dejar unas cajas para que metiéramos sus cosas dentro. ¡Ah, por cierto… cuidado con los premios! ¡Sus putos premios!”, detalla en otro de los capítulos.

Una historia contada “muy a lo Bridget Jones”, como ha dicho la cantante. “El sentido del humor es la mejor herramienta para poder llevar la vida”, ha recalcado. Un sentido del humor que también se refleja en otros capítulos de Defectos perfectos, donde Chenoa va más allá de su relación con el almeriense y cuenta, sin nombrar directamente, sus vivencias con el resto de sus exnovios, como el actor Álex González (2005-2006), el cantante David de María (2009-2010) o el guitarrista Javier Arpa (2016), entre otros.

Además de sus parejas, la intérprete de Soy humana ha hecho un apartado muy personal donde reflexiona sobre su imposibilidad de ser madre. “Mi cuerpo nunca pudo y no pasa nada. He intentado llevarlo de la mejor manera”, ha confesado la cantante en la entrevista. “He intentado contarlo desde un punto de vista que muchas mujeres puedan decir ‘a mí me pasó lo mismo’. No es un consejo, no soy coach de nadie, pero sí es una manera de crear una empatía”, ha detallado.

Chenoa, que desde que salió de la academia de Operación Triunfo ha sabido conservar su nombre en el mercado nacional, añade ahora a su carrera musical el nuevo rol de estrella televisiva gracias a repetir como miembro del jurado en el programa Tu Cara Me Suena o su colaboración todas las semanas en el programa Zapeando. Además, también ha sido locutora de radio en Cadena Dial, humorista en El Club de la Comedia y también jurado en el programa Oh Happy Day de TV3.