Angelina Jolie se muda a una nueva casa con dos piscinas
Angelina Jolie se muda a una nueva casa con dos piscinas

La actriz Angelina Jolie ha dado un paso más para certificar el fin de su historia de amor con su todavía marido Brad Pitt al trasladarse definitivamente a un nuevo hogar que, al igual que el que compartía con el intérprete, se encuentra en el área metropolitana de Los Ángeles. La propiedad, como ha revelado el portal de noticias TMZ, se encuentra ubicada en la exclusiva zona residencial de Hidden Hills y cuenta con todo tipo de comodidades para que la estrella pueda refugiarse del revuelo mediático que han generado todas las noticias sobre su divorcio.

Entre todos esos lujos, destacan la cascada artificial y la cabaña que adornan uno de los inmensos jardines con los que cuenta la vivienda, así como una bodega de grandes dimensiones y dos piscinas situadas en las inmediaciones de una playa de acceso privado. También es digno de destacar que, aunque su recién estrenado domicilio puede presumir de una superficie total ( 743 metros cuadrados) que supone casi el doble de la de su antigua casa (410 metros cuadrados), la renta mensual que ha de pagar por ella es significativamente inferior a la de su anterior residencia en Malibú: 30.000 dólares al mes en lugar de los 95.000 que tenía que abonar antes de la mudanza.

Por el momento, es probable que los seis hijos que comparte con Brad Pitt también hayan hecho las maletas para vivir con su madre al menos durante una temporada, sobre todo porque Angelina logró la semana pasada que el juez que estudia su caso le concediera temporalmente la custodia de sus pequeños para un período de al menos tres semanas, mientras las dos partes continúan preparando sus alegaciones para las próximas vistas orales que requerirá el litigio.

Uno de los atractivos que para sus vástagos tendrá la nueva vivienda de la artista es la posibilidad de hacer nuevos amigos, ya que la familia formada por Kim Kardashian, su marido Kanye West y sus hijos North (3) y Saint (9 meses) vive a menos de dos kilómetros del barrio de Hidden Hills, al igual que otros famosos miembros del clan Kardashian-Jenner.