La Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica, ha indicado que la alergia a los frutos secos suele incrementar durante las festividades navideñas, porque en estas fechas se consumen turrones, mazapanes, polvorones y muchos productos elaborados con estos alimentos. Cuando hablamos de alergia, seguramente lo primero que imaginamos es una persona que moquea la nariz constantemente y que estornuda. Pero, a diferencia de las alergias a las plantas, las alergias a los frutos secos pueden generar problemas para respirar e incluso problemas graves. Por ello, es fundamental conocer más sobre esta alergia alimentaria.

Síntomas de la alergia a los frutos secos

Mix de frutos secos

Es fundamental que una persona alérgica a los frutos secos evite ingerir este tipo de alimentos, algo que puede ser muy complicado, dado que están en muchos productos. La alergia a los frutos secos genera diversos síntomas que pueden ocurrir de inmediato o a las pocas horas después de haber ingerido el alimento en cuestión. He aquí algunos de los síntomas que pueden generar las reacciones alérgicas:

  • Piel: las reacciones cutáneas son las más frecuentes y estas pueden presentarse en forma de ronchas o granos asociados a urticaria, enrojecimiento, eccemas e inflamación en el rostro y alrededor de la boca. Muchas personas pueden tener alergia al encontrar en contacto con los frutos secos aunque no lo hayan ingerido.
  • Sistema respiratorio: los síntomas de la alergia a los frutos secos van desde un simple moqueo, picor en los ojos, estornudos, ojos llorosos hasta una crisis asmática relacionada a ataques de tos y silbidos al respirar.
  • Sistema digestivo: los síntomas pueden estar asociados a los vómitos, las náuseas, la diarrea y los retortijones.
  • Sistema cardiovascular: mareos y desmayos.

En casos más graves, la alergia a los frutos secos puede llegar a provocar anafilaxia. Esta reacción es repentina y puede poner en riesgo la vida ocasionando varios problemas en simultáneo como, por ejemplo, la presión arterial puede bajar rápidamente, las vías respiratorias se estrechan y la lengua se hincha.

La gente que tiene alergia a los cacahuates o frutos secos debe tener realmente muchísimo cuidado y tener a mano un medicamento especial (recetado por el médico) en caso de emergencia para hacer que los síntomas no empeoren.